Incendio

Juan Manuel Salas

El incendio contemporáneo opera con una naturaleza distinta a su definición original. Ha dejado de ser un fuego fortuito, involuntario, que destruye todo aquello que no estaba originalmente destinado a quemarse. Hoy nos es posible ver un incendio preciso, con una estrategia predeterminada, utilizado como herramienta invencible, con la dificultad de no encontrar un origen de su causa. El fuego dentro de este se despliega exponencialmente hasta consumir todo lo que le rodea.

Hoy todo incendio no es un fuego en sí mismo como un fenómeno natural de ignición accidental, sino que se encuentra atravesado por una infinidad de significaciones sociales: amedrentamiento, estandarte de combate, privatización forestal, conquista de un sitio, tornar ceniza a nuestros muertos, pero también a tornar ceniza todo aquello que necesita ser erradicado sin dejar rastro: bosques, edificios, sujetos. El incendio de hoy significa todo menos fuego.

Juan Manuel Salas

INCENDIO.jpg
DSC09153.jpg
DSC09161.jpg
DSC09163.jpg
DSC09165.jpg
DSC09157.jpg
DSC09148.jpg
DSC09158.jpg